Masaje Californiano

La intensidad de la presión es media-profunda y el ritmo lento-medio.

Lo cual permite preparar el cuerpo para aceptar de manera agradable técnicas de mayor presión, en las zonas que la requieran.

Se trabaja sobre todo el cuerpo, boca arriba y boca abajo. Y desde el cuello hasta los pies. Se recorre todo el organismo y se genera un estado de relajación que tiende a trabajar sobre el sistema nervioso y sobre la distribución de la energía corpórea. Es perfecto para quitar agarrotamientos, calambres y ese tipo de dolores musculares tan típicos del estrés.

Cada sesión de masaje californiano trabaja sobre la respiración.

Sus objetivos se clasifican básicamente en dos:

  • Uno es proporcionar mediante el tacto la sensación de integración de cuerpo y mente, aportar seguridad y aceptación, favoreciendo la liberaración de las tensiones físicas, mentales y emocionales.
  • El otro es desplazar los desechos metabólicos hacia la sangre y la linfa, y que estos dos fluidos lleguen mediante las maniobras de masaje a sus respectivos centros de reciclaje.